lunes, 9 de marzo de 2009

Aida

Me encanta Verdi...puedo escucharlo al mismo tiempo que se me erizan los pelos, en un día soleado hasta puedo dejar que mi mente viaje con él. No soy una buena entendida, soy una analfabeta en estos menesteres de la música clásica pues no tengo formación en absoluto para ello, de hecho recuerdo que en clase de música siempre me copiaba.
Pero cuando escucho como los sonidos se transportan a través del aire atemporal...Este trocito es conocido por todo el mundo prácticamente, me gusta oirlo porque se que a partir de aquí se desarrolla el desenlace, un desenlace triste, como casi todas las óperas, por no decir todas,pondría un poquito más pero es que al fin y al cabo un blog no es infinito. Las trompetas son como golpes profundos en el alma que anuncian un cambio, marcha triunfal que anuncia alegria. Sin duda, una ópera que vale la pena ver.

">

2 comentarios:

  1. Los coros de los hebreos ,ese canto a la libertad ,es sublime,me gusta mas que este incluso.
    pensamientos.volad sobre alas doradas
    posaos sobr las pàraderas y montañas
    donde derrama su fragancia
    elsuave aire de nuestra tierra atal
    saludad las riveras del Jordán
    y las torres extremecidas de Sión
    ay mi patria hermosa y perdida
    oh,recuerdo tan querido y lleno de desesperación
    arpa dorada de los profetas
    ¿Por que cuelgas silenciosa de los sauces?
    aviva nuestros recurdos queridos
    y hablanos del tiempo que fué
    canta en dulces lamentos
    el destino de Jerusalen
    o te inspire el señor una fortaleza
    para soportar nuestros sufrimientos.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo, sin duda una gran ópera también Nabuco,no?. Me alegro que te gusten los cantos a la libertad. Siempre son hermosos

    ResponderEliminar

Sugiere