viernes, 10 de abril de 2009

Semana Santa



La luna llena iluminando las cabidades de la noche...Un alma perdida en la oscuridad de las farolas. Y en medio de todo ello, la piel de gallina debajo de la camisa de seda arremolinada por el viento adormecido del incienso prematuro de un monaguillo medio dormido.
El corazón saliéndose por la boca de ver tanta hermosura iluminada por la tímida luna que apenas si se atrevía a saludarla...Y es que hay amores inexplicables y pasiones infinitas que hacen que el alma viva!

Este año he tenido suerte de poder vivir la Semana Santa de forma plena, y disfrutar a mí manera. Me faltó la procesión del Santo Entierro pero como dice un refrán: "No se puede estar en misa y repicando". Sinceramente hay cosas que no se pueden explicar y la pasión cristiana es una de ellas...El prendimiento de Jesús por los Armaos y la Virgen de la Soledad protegida por su palio...Patios de luces manchegos, olor a incienso y luces a media luz.

video

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sugiere