lunes, 6 de abril de 2009

Viajes

Me viene a la mente una frase: "No se muere con la muerte, se muere con el olvido..."
Estos días he estado perdida, disfrutando de buenas y nuevas compañías, la verdad que últimamente me había vuelto algo autista. Apenas sí me relacionaba con alguien. Apagué móvil, ordenador y navegué por la tierra, en busca de respuestas que nunca encontré. He pensado en cosas y he disfrutado de muchas. Al fín le dí utilidad a mi cámara de fotos nueva, y ví en dos semanas contrastes inigualables. Es hermoso disfrutar de estos paisajes, y disfrutarlos. La primera foto me recuerda a la soledad y a la supervivivencia. En un paisaje hostil y a pesar de estar medio seco y "fuera de lugar" sigue ahí, la segunda es una imagen hermosa que me recuerda que a veces nieva y no se ve bien el fondo pero que todo momento tiene su hermosura, incluso cuando el frío te hiela los huesos...

Mañana vuelvo a coger la maleta, y me marcho, para vivir la semana santa plenamente. A última hora se ha apuntado un inesperado pero bien venido sea porque es alguien especial con quien siempre he podido contar. Creo que voy a organizar una mini kedada total, varios amigos y contrastes pero gente con quien poder compartir y disfrutar, en principio me iba sola y al final se apuntó más gente. A veces me extraña que se me pueda querer...Después de muchos años volveré a ver el caracol, el palio de mi Virgen y por supuesto buen vino y compañía.
Ays, a todo esto, se me olvidaba! hoy una buenísima noticia:aumentamos la familia!!!!Oleeeeeeeeeee, como dice una amiga mía!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sugiere