lunes, 7 de septiembre de 2009

Serenidad

Son las fiestas de mi pueblo, y me encanta despertarme por la noche, y que huela a pólvora. Las verbenas de pueblo y esos olores a recuerdos de infancia... Me encanta pasear y estar así, como estoy, me invade una serenidad tremenda.
Hacía mucho tiempo que no iba "a ver a los aviones", sí tengo mi pequeño sitio, donde veo aterrizar y despegar a los aviones. Son como pájaros rehaciéndose, me encanta ensimismarme en una noche cálida como la de anoche. Aunque he de confesar que también me ha encantado cuando llovía y la lluvía se confundía con lágrimas propiciadas probablemente por alguna alergía.
Estoy serena, contenta y segura de mí misma y supongo que probablemente eso se nota, hay un halo que me envuelve. Y es que finalmente, he aprendido a decir NO, una se queda tan a gusto cuando supera ese sentimiento de culpabilidad y de lástima inculcada por una cristiandad tan hipócrita...
Oye, pero que conste en acta,eh?. A tí no te diré no, llama que abro!

6 comentarios:

  1. ejem... aisssssssss me alegro de verte asi...

    preparateeeeeee para la gran fiesta!!!!!

    un beso.. muacks

    ResponderEliminar
  2. Toc toc....
    Quien es???
    Me abres????
    Pero coño, quien es???
    Pues yoooo, me abres???.....

    MMmmmmm....... NO, he aprendido a decir no!!!

    Besos aprendiz!!!!!

    ResponderEliminar
  3. ese puto pecado original... si, si al espacio sideral tines razoón!!
    saludos
    pokemon

    ResponderEliminar
  4. Pido que te sientes y me mires, quiero tu atención en mi, quiero desnudarme para ti, encender esa pasión con miradas, comienzo a desnudarme, miro tus ojos se han oscurecido, sé que estas húmeda,
    Lo hago bien ? jejejeje yo tambien me sumo al aprendizaje.

    ResponderEliminar
  5. Ja..ja. después de que pase el primer NO los demás son fáciles

    ResponderEliminar

Sugiere