lunes, 12 de octubre de 2009

Memoria...

Histórica, de eso quería escribir el post el otro día. Pero como voy tan liada, me fué imposible.
Esta noche, que he sacado un ratillo lo voy a escribir: El otro día en el periódico ví que iban a quitar una estatua de Franco por lo del "rollo" de la memoria histórica. Y me trajo un recuerdo que en su momento no me era agradable, pero ahora viéndome subida en el caballo me recuerdo como una rebelde amazona desafiando el castigo inminente. Por eso creo que vivo en un país de ciegos en el que el rey jamás será el tuerto.
Creo que todas las historias han de ser recordadas, hasta las más nefastas. Y es que para bien o para mal se han vivido. Llevo en mi cuerpo unas cuantas cicatrices, y un corazón imperfecto, que me recuerda todo lo que he vivido. Pero a pesar de que a dia de hoy la cirugía está al orden del día no me quitaría ni una de esas cicatrices. Cuando las toco, o cuando a veces algún aire despistado solivianta el dolor de las mismas, me gusta sentirlas porque siempre he pensado que soy una masa creada tanto por las cicatrices como por las caricias.
Es cierto que las cicatrices a veces se ven más, por eso siempre intento seguir caminando para conseguir más caricias, cada un@ tiene un vicio y yo he de reconocer que el mío es la colección de caricias, esas caricias calladas, compañeras inseparables, dulces, sabobrosas e inigualables que siempre se recuerdan como algo único. Esas, esas, me encantan...

6 comentarios:

  1. mmmmmmmm, que buenas las caricias...
    Si que tienes razón con lo de la memoria histórica, pero creo que ciertas estatuas estarían mejor en un museo que en la calle, así se siguen recordando ¿no? yo que sé, hoy es martes y tengo que ir a currar¬¬

    ResponderEliminar
  2. jjajajaaaaaa, con las caricias y las cicatrices al final te has liao otra vez y no me he enterado si estás a favor o en contra de que quiten al estatua. Yo, personalmente estoy a favor de que la retiren; no de olvidar, pero si de no celebrar...
    besos!

    ResponderEliminar
  3. pues yo sí soy partidaria de eliminar las cosas que evocan malos recuerdos, no te olvidas nunca de que han ocurrido, pero si no las ves, como que mejor no?

    ResponderEliminar
  4. Jajajajaja, mejor caricias que estatuas.

    ResponderEliminar
  5. el hilo de la memoria... es bonito lo que dices!
    un beso
    Burbuja

    ResponderEliminar
  6. Yo creo que algunos personajes aunque formen parte de la historia, no deben tener el honor de darle nombre a una calle o tener una estatua en medio de una plaza, por desgracia nunca nos vamos a poder olvidar de estos capullos además siempre habrá documentales y hemerotecas que nos muestren todas las cositas malas que han hecho no hace falta verlos a diario subido a un caballo con aires de superioridad.
    He dicho!

    ResponderEliminar

Sugiere