lunes, 4 de enero de 2010

Lunes lluvioso

LLueve, paseo cobijada entre los alfeizares desdibujados de sombras.
LLueve y las gotas de lluvía se pegan en el asfalto, dibujando sonrisas de un nuevo día.
LLueve y el reflejo de las luces se dibuja en los charcos.
Llueve y la sensación de libertad me invade los poros.
Este año lo he comenzado libre, dejando atrás muchas ataduras invisibles. Los lazos ya no anudan en mi piel, posturas, y movimientos bruscos quedaron atrás. He distraído sábanas fingidas por sonrisas cómplices, ni un malentendido golpeará esta puerta porque será la puerta transparente y clara para aquel que quiera entrar. No espero visitas, no quiero visitas, pero si llega será bien recibida.
Así es que, esto es lo que hay, esto es lo que tengo y con ello construiré mi "Hara"...

2 comentarios:

Sugiere