miércoles, 17 de marzo de 2010

Buñuelos con calabaza

Estoy disfrutando de estos momentos fallas...Disfrutando de la bandeja que me brinda, ésta: mi vida.
La noche me volvió a sorprender a contrapié, pero estuvo bien que acabase con los labios cubiertos de chocolate, y con ese sabor a calabaza que me supo a gloria...
Sé lo que quiero, el dulce que más me gusta es el que deja resabor después de comerlo, pero cuando te ofrecen sabores efímeros porqué decir no? , tengo que aprovechar este viento favorable porque las oportunidades vienen así...y el movimiento del viento siempre toca a su fín. Como las canciones de verano, pronto pasan de moda...
Y ahora, después de la noche no sé si he de quedarme con los buñuelos (tan dulces o sabrosos) o con la calabaza (que por otro lado tampoco está mal).
Los días me están llegando en forma de martini agitado y no sé yo si esto es una fábula de la que tengo que sacar moraleja o si es la última colonía que mezclé con besos pero el caso es que me miro en el espejo y digo: esto me está pasando a mí?.
Pero de todo saco algo positivo: tanto los buñuelos como la calabaza me encantan y entremezclados están riquísimos...si al final lo importante es saberselo digerir, o no?

6 comentarios:

  1. mete los dos sabores en el recipiente y dale a la batidora... verás que rico!!!

    ResponderEliminar
  2. jo, que bonito post, creo que la vida es solo eso un buñuelo con sabor a calabaza!
    besos

    ResponderEliminar
  3. quédate con todo y disfruta↲↲
    Ya llegará el momento de que tengas que elegir

    ResponderEliminar
  4. nada de elegir, nada de pensar, te zampas los buñuelos, haces crema con la calabaza, te tomas los martinis y a disfrutaaar.

    ResponderEliminar
  5. Eres una superviviente. O una sobreviviente? Sigue...Nada más.

    ResponderEliminar

Sugiere