miércoles, 14 de abril de 2010

Prejuicios...(reeditado)

A veces tengo la bandera de ser una tia abierta, que no se deja llevar por las apariencias pero siempre hay algo que cuando te crees la mejor en algo te hace darte de bruces contra ese cristal transparente que es la humildad...Y es que no hay que minusvalorarnos pero sí ser humildes en nuestras valoraciones.
En fín, ayer salía de un curso y me fuí a la parada del bus, que me pillaba en la otra punta. Al llegar allí se me acercó una chica, más o menos de mi edad, y yo pensé ya me va a pedir pasta (ayer iba de pija asquerosa que claro no me veo cuando voy con mis vaquero raídos o salgo de fiesta y amanezco con el pelo todo grasoso...) y cuando se acercó ya estaba yo dispuesta a decirle no tengo dinero ni fumo. Me dice, tu has estado en el curso no? y le digo sí y me dice no es que te he visto desde atrás y yo soy psicóloga clínica y eso y nada se me puso a hablar sobre nuestro trabajo y esas cosas, que tenían puntos en común o no se qué. En fín, no sé como al final acabamos tomándonos una cerveza al lado de su casa, y cerca del metro. Incluso se ofreció a dejarme algún libro ya que tenía su casa al lado. Y bueno, pasé un buen rato. Y el caso es que cuando me iba, me miré en el cristal de un escaparate (algo que no es común en mí) y pensé: ahora sí que tengo pinta yo de que voy a pedir un euro para el metro: chaqueta en mano, chaleco en maletín, camisa desabrochá y maletín colgado del hombro, además de mi cara de cansancio y expresiva de que eran las tantas...
Conclusión: Me gusta ser Kinésica, como me dijeron en el master (aunque otra chica y yo seamos las únicas, los bichos raros, vamos) pero es que a veces el ser visual te hace perderte las sensaciones que se pueden llegar a percibir si se ve más allá...Por cierto, me ha llamado esta mañana y tiene que venir a mi pueblo a hacer no se qué, así es que esta tarde tomaremos café pero esta tarde yo también iré con vaqueros.
P.D: Acabo de llegar de tomar el café, ha sido corto que hoy voy muy liada. Confirmado: me equivoqué en mi primera apreciación. Y esta tarde era ella la que iba con traje y yo de vaqueros, pa que veas!

8 comentarios:

  1. No hace falta esperar mucho para que la vida te ponga todo en su sitio. (incluido el prejuicio)

    ResponderEliminar
  2. Son esas cosas que te pasan a ti. Esa gente que se te acerca. Algo tendrá el agua cuando la bendicen. Dejate de prejuicios.

    ResponderEliminar
  3. y mañana te pondrás el traje tu?

    ResponderEliminar
  4. jajaja, hacía tiempo que no te leía..... veo que no pierdes el punto gracioso e irónico...

    ResponderEliminar
  5. la proxima la llamas para poneros de acuerdo y ni traje ni vaqueros...

    bsos.

    ResponderEliminar
  6. jajajajaja me ha encantado el comment de lui!
    hazle caso!

    ResponderEliminar
  7. Alson: Pues sí.
    Victoria: Bien lo sabes tú, eh?
    Bea: sí: si las partes se ignoran el todo hasta mejora,no?
    Itxaro: intentaré coincidir que si luego vamos de birras...
    E.: Ya ves, sigo tal cual. Ya me es imposible cambiar.
    Lui y Jei: el próximo el martes que viene e iremos las dos de vaqueritos. Besos jodias!

    ResponderEliminar

Sugiere