sábado, 19 de junio de 2010

Cremalleras


Suben, bajan...
Traslucen, traspasan...
En la noche cerrada sólo se escucha sonido,
Su sonido y el tacto de la piel es suficiente para enloquecer,
Como un baile, como un reto...
Dibujando siluetas en las sombras propiciadas por dos cuerpos.

4 comentarios:

  1. ¡ Pero que bien te sienta....el trabajo!

    ResponderEliminar
  2. jajajajajaja a ver si te dejas oir un rato guapa!!!

    ResponderEliminar
  3. si eso será .. que le sienta bien el trabajo jejeje

    un achuchón

    ResponderEliminar

Sugiere