lunes, 26 de julio de 2010

Privilegiada

sí, porque hoy estaba agobiada, necesitaba algo, no sé estaba como ansiosa. Y de pronto me he acordado del mar, mi mar. Ese que tengo al lado y que a veces obvio, al que hacía tiempo que no había ido a visitar, al que me acoge cuando mis hombros se hunden de pesares imaginarios o reales pero febriles. Al que miro a través de su horizonte inacabable, con el que puedo conversar bajo sus profundidades, el que me llena cuando yo me vacío...Y es que tenerlo ahí, visitarlo cuando apetece es un gran privilegio!

10 comentarios:

  1. No sabes la suerte que tienes que poder disfrutar del mar cada día. Creo que solo los que vivimos en el interior somos capaces de verlo y añorarlo como se merece.
    De todas maneras tengo mi Ebro, desde luego lo echaría de menos igual que se puede echar de menos el mar cuando siempre has vivido al lado.

    ResponderEliminar
  2. si que eres privilegiada, el mar tranquiliza. Al menos lo tienes cerca en estos momentos de agobio

    un achuchón desestresante

    ResponderEliminar
  3. Tenías que haber puesto el temazo de serrat... ya sabes... nací en el mediterraneo...


    un beso!

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que el mar es fuente de energía, que te llena, renueva y te deja como nueva...A veces, quienes lo tenemos cerca, nos olvidamos del placer que supone el ir a contemplarlo...
    Espero que hayas dejado atrás ese momento de agobio y ansiedad...y que se haya convertido en calma,serenidad, tranquilidad... :)
    Bsosss
    PD: jajaja...una vez más decirte que me ha gustado la canción que has elegido!!

    ResponderEliminar
  5. Neko:Sí, mucha suerte. Gracias por pasarte por mi blog.
    Itxaro: Tranquilizando, tranquilizando. Besotes.
    Lui: Es que este me venía mejor...Besos jodia!
    Alson: Ja,ja!Besotes.
    Trasgu: Me da a mí que en el karaoke seríamos las "amas". Besos

    ResponderEliminar
  6. Cuando me siento débil me encanta sentir esa sensación de estar frente al mar, retarle mirándole de frente. Me da energía y la energía se transforma en luz.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Verdaderamente, es un privilegio tener la mar cerca y poder sumergirse, físicamente, incluso, que es lo que voy a hacer yo en breves momentos.
    Ahora bien, Nefer, chica, ¿tú crees que esta preciosísima canción, que habla del suicidio de Alejandra Pizarnik es la más acorde para estos momentos de privilegio de los que disfrutamos? O, es por aquello de:"Esta lúgubre manía de vivir, esta recóndita humorada de vivir, te arrastra, Alejandra, no lo niegues".
    Que me encanta la canción, oyes, pero que me da un poquitín de tristeza.

    ResponderEliminar
  8. Ayer, bajaba a bañarme al mi Bigaral, cantando, con todo el sentimiento que la canción requiere, "Alfonsina y el mar", cuando, de repente, ¡zas!, se me viene tu post a la cabeza y, por supuesto, mi comentario. Mira, me entró una risa... Acto seguido (al ataque de risa) pensé: esto me pasa por marisabidilla y por intensa. ¿Sabes aquello del caballo blanco y Santiago? Pues eso.
    Menos mal que no me dio el ataque de risa dentro del agua. Hubiera acabado como Alfonsina, o como Alejandra.

    ResponderEliminar
  9. Isabel: Sí, la sensación frente al mar lo es todo.
    Mármara: Ves Marmarita?, ays, no te me ahogues que antes tenemos que corrernos alguna juerguilla juntas,eh?. Besazos

    ResponderEliminar

Sugiere