jueves, 14 de octubre de 2010

El puente

Decido hacer acueducto, me marcho bien acompañada, todo pintaba estupendamente. Sitio chulo, mujer perfecta...Pero claro, las perfecciones no existen. Ya estaba yo pensando en afiliarme a todos los pecados capitales que jirafilla describe tan explicitamente. Pero, siempre hay un pero...
Se pone el sueter blanco, yo toda expectante, el sueter para triunfar...y yo tan subidita (o tan salidita, según se mire), pienso esta es la mía, quiere triunfar conmigo. Y cuando salimos ya le voy a decir: joer, que bien te sienta, mejor nos quedamos y te lo quito,no?. Cuando me dice: es que me he puesto el sueter para ver si triunfo con el de al lado!".
Conclusión: mi gozo en un pozo, tuve que conformarme con cantar el cadillac solitario y unos cuantos cockteles de consolación. Y es que, así no hay manera de repasar los pecados capitales...(joer, que se me van a olvidar!). Pero que conste que el puente fue lo más a pesar de cumplir con todas las virtudes, aunque fuera por imposición...

5 comentarios:

  1. ooooooooooh! :(. De momento, todas seguimos intentando pecar, así que haremos un esfuerzo por dedicarte algún pecadillo, si lo conseguimos, claro. Algo así como, deja, deja, que ya peco yo por ti. Besos

    ResponderEliminar
  2. Bueno, bueno habrá mas acueductos.. tu sigue intentandolo... jeje y sino siempre te quedará el cadillac solitarioo :-p

    ResponderEliminar
  3. pero buenoooooo, ¿es que tu no sabes con qué mujeres te juntas?? con hetero-peros ni intentarlo!! jajajaja

    ResponderEliminar
  4. JAAJAJAJAJAJAJAJAJA UIS, PERDÓN!
    (Por cierto, perraca, tú es que ya no me lees como antes o qué?)

    ResponderEliminar
  5. jajjaja y no pecaste?????? pobreeeeeeeeeeee

    ResponderEliminar

Sugiere